lunes, 19 de diciembre de 2016

Adopta

En navidades se da un clásico y es el regalar cachorros a los más pequeños de la casa, pero tengo una duda ¿Es porque de verdad los desean o es un simple capricho?.

Muchos de los animales que se regalan en estas fechas aparte de ser comprados cuando llegan las vacaciones son "dados" o directamente abandonados. Me gustaría hacer conciencia de que si vais a regalar un animal sea con cabeza y que la persona destinataria sea responsable con este ser vivo.

Siempre pondré el ejemplo de mis dos gorditos, mis gatos, mi vida. Antes de tener a Máximo y a Farruco, estuvo en nuestras vida Manchita y Lagui. Lagui fue la gata de mis abuelos que se la dieron casi recién nacida ya que la familia no se podía hacer cargo de las crías y Manchita, se la encontró un vecino nuestro en un camión de la basura a punto de...a saber que. Fueron dos gatas queridas y amadas por todos.
Tras los años, llegaron Máximo y Farruco. A Máximo nos lo encontramos sólo en las escaleras de mi bloque, no tendría ni 3 semanas y Farruco, su antigua dueña, sinceramente, no se hacía cargo de él.

Ahora, ellos dos, son los reyes de mi casa, te tienes que reír con los mimos que nos regalan, sus "peleas", pero sobre todo ve lo felices que son viendo que son queridos por todos.

Hago un llamamiento para estás fiestas si regalías un animal, adoptar os lo agradecerán eternamente. Darles una oportunidad.



No hay comentarios:

Publicar un comentario